viernes, 26 de agosto de 2011

CUMPLEAÑOS DE ANDRÉS


Mi nieto Andrés acaba de cumplir 8 años y, claro, regalo había que comprar para tan señalada fecha. La costumbre es preguntarle qué se le antoja y de ahi, como generalmente la duda es lo suyo, visitar algún lugar apropiado para la compra del regalo. Pero esta vez, , no cabía duda alguna. Nada cartesiano, lo tenía bien claro: lo que quería era un camaleón.
¿Misión imposible? Para mí por supuesto.  Según yo era una especie de lagartija que se mimetiza según donde se pone, pero todo está en preguntar. Luego de prudente pesquisa y visita a Plaza Loreto donde hay una tienda de animales, resultó que no tenían a la venta el tal bicho pero, siempre hay un pero, uno de mis asistentes me sacó del apuro y llegó el lunes con el reptil que había atrapado en el Ajusco y no se parecía nada a lo que yo me había imaginado. (No saben lo que me extraña la afición de mi nieto pero, bueno, cada cabeza es un mundo.)
Renglón seguido, el camaleón sufre estrepitosa caida y las perspectivas no eran buenas. Lloraban unos y otros. Luego preparaban funeral. Cuando el padre de la criatura estaba a punto de darle cristiana sepultura, el bicho se prendió firmemente de su brazo y la familia enjugó las lágrimas y respiró.
¡En la familia hay un nuevo miembro!

2012

viernes, 19 de agosto de 2011

miércoles, 17 de agosto de 2011

URBANIDAD Y URBANISMO

Recurro cotidianamente a los problemas urbanos de nuestra ciudad. Salgo de mi casa y me enojo. Basura que hace más de un mes no se recoge. Nuevos edificios en callejones empedrados de zonas antes destinadas a viviendas de dos o tres pisos ahora convertidas en botín de desarrolladores que fincan edificios con la mano en la cintura y sin medir las consecuencias de su caótico futuro.
Hace un par de semanas acudí a una junta de vecinos del Pedregal invitada por Magda Urquidi que está preocupadísima por la construcción de más de 400 departamentos sobre lo que antes se llamaba Rio Magdalena y hoy es uno de esos ejes que nos parten la ciudad. 
-"Ahora ya hago hasta 40 minutos en transitar de la Avenida Revolución hasta mi departamento frente al Seguro Social.  ¡Son aproximadamente 4 cuadras!, me dice Magdita angustiada. ¿Qué va a pasar cuando tengamos 2,000 personas más con sus vehículos, el gas, la basura y el agua? ¿No nos están diciendo a diario que tenemos escasez de agua?
Yo no vivo en el Pedregal, pero el desorden de la zona me afecta de tiempo completo. Pasamos días sin agua, la basura, como ya he dicho, se acumula cuando bien podrían instalarse grandes basureros estacionarios como en el resto del mundo civilizado. (Claro, eso ya es ponerse al nivel del mundo civilizado.)
En fín, acompaño a Magda al Centro Cultural Sabines de San Ángel y, frente a una mesa con 7 funcionarios, un pequeño grupo de personas mucho más diestras que yo en estas lides, señala distintos problemas que la construcción ya avanzada traerá consigo y cuestionan la realización de estudios de impacto ambiental, plantas de tratamiento de agua, vialidad, etc..
Los planos, dice una funcionaria, están debidamente aprobados por la Delegación (Álvaro Obregón), ya lo del la vialidad, la planta de tratamiento de agua y demás minucias se hará después. Y prosigue: el uso del suelo está cambiando y la ciudad se está fincando para arriba. (O sea: la planeación viene después de la construcción. Por lo visto, lo único que importa a "la Delegación" es que el (o los) edificio(s) no se caigan con un terremoto a juzgar por la profundidad en que se montan los cimientos.)
Por lo que hace a la verticalidad de la ciudad, yo, que viajo hacia Yautepec cada semana, no dejo de asombrarme por el crecimiento de la mancha urbana. El verde de los cerros desaparece; el Ajusco es un remedo de pulmón para lo que algún día fue "la ciudad más transparente del aire". 
Es lógico que la gente huya de los desmanes de la ciudad, me digo. También es lógico y más barato para el gobierno de la ciudad  llevar los servicios a un edificio que trasportarlos o construirlos al Pico del Águila donde muchos son paracaidistas y necios protestan cuando no tienen drenaje, agua o luz.
Como desde mis años mozos he escuchado a arquitectos, urbanistas y políticos hablar del devenir de la ciudad y la planeación urbana, recuerdo muy bien que lo propuesto antaño era fincar en lotes pauperizados del centro de la ciudad y colonias populares, cuidando, desde luego, antiguas viviendas coloniales y monumentos.
De acuerdo con el INEGI, la población del Distrito Federal no ha crecido significativamente en los últimos 20 - 30 años. Actualmente vivimos aquí 8, 851,000 personas y en el "área conurbada" somos alrededor de 20,000,000. Esa cifra es la que conocemos desde hace muchísimo.
Entonces, ¿por qué  no recordamos sabios consejos de antaño?


viernes, 12 de agosto de 2011

ALLANAMIENTO DE MORADA

Iñaki Olaizola comparte con amigos y conocidos "la crónica e imágenes de los tristes hechos que sucedieron la madrugada de hoy en casa de mis queridos padres, en la zona del Ajusco".

Sí, Efraín Bartolomé, poeta chiapaneco, fue objeto de una bestial entrada de un  grupo de hombres armados que buscaban a un narcotraficante.
Entendido que el problema es serio pero, ¿es esta la respuesta?

El poeta, gracias a twitter manda un largo mensaje a medida que se va desarrollando la epopeya:

Nos encerramos en el baño y busqué a tientas un silbato que cuelga de un muro sin repellar: comencé a soplarlo con desesperación, unas diez veces, quizá.
Mi mujer está llamando a la policía.
Les dice que están entrando a la casa, que vengan pronto por favor, que nosauxilien.
Yo sigo soplando el silbato con desesperación.
En la oscuridad, mi mujer se ubicó tras de mí mientras oíamos que la tranca de lapuerta se quebraba y los hombres entraban.
¿Tres,cuatro, cinco?
Quisecerrar la puerta del baño pero ya no alcancé a hacerlo.
Empujéunas cajas hacia dicha puerta y en algo estorbó los empujones.
“¡Abran la puerta! ¡Abran la puerta, hijos de la chingada...!” gritaban mientras empujaban y metían sus rifles negros hacia el interior.
Quisedetener la puerta con mis manos pero no tenía sentido: vencieron mi mínima resistencia y entraron.
Policías vestidos de negro, con pasamontañas y lo que supongo que serían “rifles de alto poder”.
“¡Al suelo! ¡Al suelo! ¡Al suelo, hijos de la chingada! ¡Al suelo y no se muevan!”
Uno de los hombres me da un manazo en la cabeza y me tira los lentes.
Alcanzo a pescarlos antes de que toquen el suelo.
Me quita el silbato.
−¡No golpee a mi esposo! –grita mi mujer.
−¡El teléfono! ¡Déme el teléfono! –le responde y pregunta si no tenemos otro teléfono o un celular.
Ella y yo nos arrodillamos primero y después nos medio sentamos en el suelo de cemento de este baño sin terminar.
Policías jorobados y nocturnos, como en el romance de García Lorca.
Quiénlo diría: aquí, en nuestra amada casa donde cultivamos y enseñamos la armonía.
Aquí...

"SALTO DESESPERADO"

Foto en el diario El País de una joven polaca que salta de un balcón ante los disturbios en Croydon.

ASÍ ESTAMOS TODOS

Mi tía María Luisa -arriba con mi madre en Nerja- vivió muchos años en Santiago de Chile. Allí tenía un relojero aparentemente muy gracioso que le decía: "Ay, señorita, estamos fatal. Que si Oriente, que si Occidente; y yo que ni me oriento ni me occidento. . .
Posted by Picasa

miércoles, 10 de agosto de 2011

¿ENGARRÓTESEME AHÍ?


Resulta angustioso constatar la paralización de Barak Obama frente a los acontecimientos recientes y no tan recientes de la economía interna de Estados Unidos y, por supuesto, la economía mundial.
Parece mentira que un hombre dotado con una enorme lucidez y de hilar un análisis profundo de lo que usted quiera, padezca esta incompresible falta de habilidad para comunicar el sentido de la urgencia del momento.

lunes, 8 de agosto de 2011

DOS MUNDOS

Mientras en Occidente nos preocupamos por los terrores financieros, los somalís se mueren de hambre. Los pronósticos indican que la sequía seguirá amagando a este pueblo que lleva a cuestas a sus niños en busca de agua y algo qué comer. Andando a veces durante 30 días, casi medio millón de ellos se encuentra asinado algún campo de refugiados al abrigo de la ayuda internacional y los cuidados de médicos sin frontera que difícilmente pueden hacerse cargo un problema de esta magnitud.  Veintinueve mil  niños han muerto en las últimas 2 semanas.

miércoles, 3 de agosto de 2011

¿¿¿???

Supongo que si me gustara la cerveza y el whisky estaría en las mismas.

martes, 2 de agosto de 2011

Y PENSAR QUE HACE 3 AÑOS. . .

Sí, hace sólo 3 años, el mundo estuvo al borde del colapso. Tan terrible era aquello que Hank Paulson, Secretario del Tesoro de Estados Unidos, del brazo de Ben Bernanke, Chairman de la Reserva Federal obtuvieron un rescate multi billonario para evitar la quiebra de aquellas empresas y bancos cuya quiebra era imposible para las finanzas del mundo mundial.
Los bienes raíces se desplomaron, las automotrices y los bancos se "nacionalizaron", y 9 millones se quedaron sin empleo.

¿Y en sólo 3 años Barak Obama iba a lograr que se recuperara la economía? A mí, que me encanta Obama, espero que esté pensando en un buen arreglo a futuros. Pero, ¿y qué del gran plan? ¿la gran solución estructural de la economía? La verdad es que se vió muy tibio en la negociación. Daban ganas de que tomara la batuta y mandara a todos los del Tea Party a la Cartuja para que se callaran la boca, como decía el Maestro Landa. Ahora resulta que van a arreglar las cosas con un super comité (nosotros le llamábamos Comité ad hoc) o lo que es lo mismo, de los que se reunen durante años y las cosas siguen igual de mal que antes. Las carcajadas de los comentaristas no se hacen esperar.
Los economistas de a deveras están furiosos. No hay más que leer a Paul Krugman en el New York Times.
Qué difícil debe ser gobernar.