miércoles, 1 de febrero de 2017

DOS VISIONES

Curiosamente, hay versiones contrapuestas acerca de la situación en que nos encontramos gracias (?) a las constantes referencias del ahora Presidente de Estados Unidos. 

Aclaro: por un lado comentaristas reconocidos de Estados Unidos aplauden al Presidente Peña Nieto por haber cancelado su visita al vecino país del norte y en México se ataca a Peña Nieto y a su equipo cercano por la falta de cordura con la que ha manejado esta "negociación" a partir de la desastrosa invitación hecha por Videgaray al entonces candidato a la presidencia. 

Lo llamamos pequeño -¿gran?- desastre de las negociaciones y que el hecho de que no existan lineamientos sobre la reforma o renegociación del TLC.

La estrategia de Trump está trazada desde el principio la campaña de un bully por excelencia: dado que los mexicanos son violadores y personas indeseables hay que deportarlos -para empezar los indocumentados.  Todo lo realizado por Trump en sus 10 días de presidente es exactamente lo que anunció durante su campaña. 

Es, por ejemplo, una verguenza que Netanyahu ya ande haciendo negocio con empresas de Israel para ayudarlo con el famoso muro. Pero bueno, lo inminente es la deportación de nacionales.

"Cómo decíamos ayer" debemos preparar empresas, industrias, comercios y puestos de servicios para recibir a nuestros compatriotas. De acuerdo con los diarios nacionales ya están reunidas las cámaras para atender el problema.