sábado, 1 de abril de 2017

JESÚS SILVA-HERZOG FLORES

En semanas pasadas leo los cariñoso artículos de Sergio Sarmiento, Francis Suárez y Mauricio de María y Campos, entre otros, sobre quien fue mi marido de 1959 a 1994. Muchos años. . .muchos recuerdos y añoranzas de un hombre valioso y con valor para hacer lo que se debe hacer en este país tan necesitado de personas como él. Huelgan los adjetivos.

Me viene a la memoria otros días como este, cercanos a la Semana Santa del año 1972. Chucho entonces era Director de Crédito de la Secretaría de Hacienda, puesto destinado a Miguel de la Madrid, uno de sus mejores amigos, pero quien el Presidente Echeverría consideró que Pemex lo necesitaba más que la SHCP. 

Trabajar con Hugo Margain fue una delicia pese a los rigores de la chamba. Las enseñanzas de Rodrigo Gómez y Ernesto Fernández Hurtado hacían de Hacienda un paso adelante, si bien retador. Así las cosas y dado el exceso trabajo y las comidas fuera de casa, pescó una salmonelosis terrible que lo llevó a la Clínica de Londres, donde permaneció alrededor de 3 semanas bastante grave bajo el buen cuidado de Samuel García a quien de repente sigo viendo y agradeciendo su ayuda. 

Un día, hacia el final de su estancia, se apareció por allí Rafael Izquierdo, hombre de confianza de de muchos presidentes, gran inteligencia y sabiduría de los temas económicos -ideólogo del "desarrollo estabilizados" y no recuerdo qué otro "desarrollo". Chucho aún estaba muy débil y medio adormilado cuando un atribulado Rafael empezó su historia.

-"A Echeverría se le acaba de ocurrir una de las peores locuras que he escuchado", dijo. "Ahora va a crear un instituto de vivienda para los trabajadores". 

Según Rafael aquello se perfilaba como una batalla campal entre sindicatos, empresarios y gobierno y vaticinó:  POBRE DEL INFELIZ AL QUE VAYA A NOMBRAR SU DIRECTOR. 

Quien yacía en la cama de la Clínica ni parpadeó. No así pocos días después y ya en casa en su sillón favorito. No recuerdo si fue Margain o el propio Presidente Echeverría quien llamó diciéndole que se le había nombrado primer Director del Instituto Nacional para la Vivienda de los Trabajadores. 

Imposible decir si Chucho estaba contento o enfadado; lo cierto es que estaba más bien desconcertado. Era un reto y eso le encantaba. Para quien el mejor banquete era comerse una torta sentado en la banqueta, nada mejor. Aquello sería, como fue, comer un taco de chinicuiles en los llanos de Apan. Ya no más Rockefeller ni Rothschild: Fidel Velázquez y un joven Joaquín Gamboa Pascoe. Recuerdo también, entre otros, a alguien mayor de pelo engominado que me besó la mano al conocerme y creo era líder de los electricistas además de a Isidoro Rodríguez, padre del "Divino" con su casa llena de Lladrós.

Pronto los trabajadores reunidos habrían de nombrar directores adjuntos
a Justino Sánchez Madariaga (CTM) y los empresarios a Julio Millán (por cierto, compañero mío de generación en la UNAM).

Luego -o mientras tanto- se organizaba un equipo de trabajo interno que perfilaba los distintos intereses de las Secretarías o personas allegadas a Echeverría. Amigos, amigos de Chucho pocos (Juan Foncerrada, Octavio Fenollosa y Manuel Barros entre otros), aunque posteriormente todos -o la mayoría- se pusieron la camiseta. 

Así, el 1o. de mayo de 1972, en un edificio vacío de la Avenida Reforma a una cuadra del cine Diana de entonces, fue creado el INFONAVIT, con acento en la última sílaba, como diría más tarde su director, estaba en la ViVIENDA DE LOS TRABAJADORES. 

No había lápices, ni papel, sino los propios. Pocas secretarias y máquinas de escribir. Las computadoras estaban en pañales.  ¿Qué decir de terrenos o casas qué repartir? ¿Constructoras? ¡Ni hablar! Muchas existían pero tendría que verse cuales estaban capacitadas para el volumen deseado. ¡10,000 casas al año habría pronosticado al año Hugo Margain antes de la inauguración de aquel edificio!

¿Que pasaría?  LUEGO SIGO


lunes, 13 de febrero de 2017

L´ETAT C´EST MOI

Las órdenes del presidente no están a discusión.  


Lo anterior lo dijo el asesor en jefe del Presidente Trump (Stephen Miller) en referencia a su orden ejecutiva referente al cierre de fronteras a presuntos viajeros de 7 países considerados peligrosos por sus ligas con terroristas islámicos, esto es, de población primordialmente musulmana, misma que fue rechazada por el poder judicial.

Estados Unidos, como nuestro propio país, está constituido por tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. 
  
Así, el Presidente Trump, al igual que Luis XIV, considera que lo que diga el poder judicial le vale una pura y dos con sal. 

La diferencia está entre tener autoridad formal y otra tener autoridad moral.  A la larga, el autor y articulista del New York Times, Thomas Friedman la autoridad moral ganará pero. . .¿qué tan a larga es la larga?

miércoles, 1 de febrero de 2017

DOS VISIONES

Curiosamente, hay versiones contrapuestas acerca de la situación en que nos encontramos gracias (?) a las constantes referencias del ahora Presidente de Estados Unidos. 

Aclaro: por un lado comentaristas reconocidos de Estados Unidos aplauden al Presidente Peña Nieto por haber cancelado su visita al vecino país del norte y en México se ataca a Peña Nieto y a su equipo cercano por la falta de cordura con la que ha manejado esta "negociación" a partir de la desastrosa invitación hecha por Videgaray al entonces candidato a la presidencia. 

Lo llamamos pequeño -¿gran?- desastre de las negociaciones y que el hecho de que no existan lineamientos sobre la reforma o renegociación del TLC.

La estrategia de Trump está trazada desde el principio la campaña de un bully por excelencia: dado que los mexicanos son violadores y personas indeseables hay que deportarlos -para empezar los indocumentados.  Todo lo realizado por Trump en sus 10 días de presidente es exactamente lo que anunció durante su campaña. 

Es, por ejemplo, una verguenza que Netanyahu ya ande haciendo negocio con empresas de Israel para ayudarlo con el famoso muro. Pero bueno, lo inminente es la deportación de nacionales.

"Cómo decíamos ayer" debemos preparar empresas, industrias, comercios y puestos de servicios para recibir a nuestros compatriotas. De acuerdo con los diarios nacionales ya están reunidas las cámaras para atender el problema.

lunes, 30 de enero de 2017

EL PAÍS DE INMIGRANTES

"Keep ancient lands, your storied pomp!" cries she
With silent lips. "Give me your tired, your poor,
Your huddled masses yearning to breathe free,
The wretched refuse of your teeming shore.
Send these, the homeless, tempest-tost to me,
I lift my lamp beside the golden door!"

Emma Lazarus, Ellis Island


A un país de inmigrantes donde los nativos viven en "reservaciones" o áreas segregadas de su país de origen, llega un presidente que considera la grandeza de un país implica la construcción de muros y prohibir la entrada a personas cuya lengua no sea el inglés o sean musulmanes.

Estos violadores, o terroristas no tienen derecho a pisar el suelo sagrado de Ellis Island, trabajar o exportar productos a su país.

Mucho hay que hacer, empezando por nosotros mismos. Miremos hacia dentro y empeñémonos en cosas más importantes como acabar con la corrupción de arriba a abajo, dar albergue digno y crear empleos para refugiados y expulsados con nuevas industrias y comercios, mejorar la salud pública con atención especial a la planeación familiar y mil cosas más. 

Fortalezcamos a los 3 sectores de la Unión. ¿No sería más adecuado que fuera la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la que determinara los sueldos de los servidores públicos y no los diputados y senadores, vehículos que deben manejar y cuidar? No deberíamos empeñarnos en encarcelar inmediatamente a aquellos que delincan y establecer lineamientos precisos para la participación del ejército en labores que deberían ser función de la policía?

Añade ideas y propuestas que favorezcan a nuestro país. Es el que tenemos y queremos y marchemos, eso sí, a lo ancho y largo de la frontera norte y ante las embajadas y los consulados del vecino en todo el orbe para, con propuestas positivas plantear nuestras grandes expectativas y posibilidades.

A

martes, 24 de enero de 2017

SÓLO GUERRA CON MÉXICO

El odio jarocho del Presidente Trump hacia México requiere un análisis profundo que seguramente se hace -o al menos eso espero- por todos los miembros del Estado mexicano, el congreso -si es que piensa en otras cosas que no sea subirse el sueldo o comprar mejores coches-, las cámaras de industriales, comercio y del trabajo. La participación de la sociedad civil, los partidos políticos, las universidades y demás organizaciones se requiere de inmediato y urgentemente.

De dónde viene ese odio que nos preocupa o debe preocupar a todos.

Me parece recordar que en algún momento se le canceló su Miss Universo en Cancún y leo también que en 2011 no se le permitió realizar un proyecto turístico en Cozumel que había llamado "Punta Arrecifes Resort", por ser área protegida. (A la sazón, enfada más que el pasado gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge se haya apropiado de dichos terrenos para beneficio propio y de sus familiares y amigos. De que la corrupción de al menos 6 ex gobernadores -todos en libertad- no parece caber duda.) 

En la Marcha de las Mujeres del pasado sábado 21 de enero que fue difundida ampliamente por los medios de todo el mundo, Michael Moore, entre muchos otros oradores, pedía que este movimiento liberal no se dejara caer; que nos organicemos en todas las áreas de nuestro interés: el medio ambiente, la salud, los derechos laborales y humanos, privados y públicos. 

Hace unas horas, Trump por su medio favorito, el twitter, anunció que mañana, o sea en vísperas de la llegada de nuestro presidente y su equipo y del Primer Ministro Trudeau de Canadá (a quien le ha dicho que él no tiene por qué preocuparse) -Videgaray ya está allí- empieza la construcción de su tan cacareado muro. Pese a la importancia de la reunión ¿debemos estar para que nos insulten?

En primer término, no nos amedrentemos por Trump, unámonos a otros países que tienen nuestros mismos intereses.

jueves, 19 de enero de 2017

MIRA CON QUIÉN ME ENCONTRÉ



El Shun Lee de Nueva York es un restaurant añoso y un tanto pasado de moda que a media tarde suele estar bastante o muy vacío. Eran más o menos las 3 de la tarde y pensé que sería un buen lugar para comer. Estaba sola y el lugar me recuerda a mis padres, a mi marido y además es un sitio donde mis hijos y yo hemos compartido cumpleaños y comidas con amigos.



En el recuerdo estaba cuando veo, frente a mí pero del otro lado del restaurant, a un señor inconfundible con su cachucha roja. Sin duda era Michael Moore, ácido activista, escritor y comentarista acerca de todos los males del sistema estadounidense. 

Sintiendo, como sentimos casi todos los mexicanos, que el desastre se nos viene encima a pasos agigantados, decidí que era la persona ideal para preguntarle lo que piensa de nuestro porvenir y, de plano lo que él piensa escribir y comentar sobre Trump. 

Derechita o "ni corta ni perezosa", me levanté de mi mesa y me fui a hablar con Moore. Sr. Moore, le dije, I am Mexican. What are we going to do? 
-Usted sabe que es racista, me contesta. 
La contestación obviamente requería muchos comentarios más pero, sentada como estaba junto a su compañero de mesa, me pareció lógico y educado disculparme y preguntarle su nombre. 
-"Harry", me contestó y yo me fijé más en el y me dijo "Harry Belafonte". 
No me quedó más remedio que pedirle que si podía  cantarme algo, a lo cual me respondió 
-"Not if I can help it". Muerta de risa, se me olvidó totalmente Trump y mi objetivo de comentar las cuitas de los mexicanos. 



martes, 10 de enero de 2017

¿"THE MANCHURIAN CANDIDATE"?

Veo el seguimiento de la despedida de Barak Obama ante 20,000 personas en Chicago, el lugar "donde todo empezó". El que un afro-americano llegue a la presidencia de Estados Unidos no es poca cosa; el que haya superado una crisis o depresión a la que hubo de enfrentarse de golpe y porrazo al entrar en la Casa Blanca y remontar el desempleo y el ingreso de los estadounidenses tampoco lo es; el que haya logrado un seguro social posiblemente deficiente mas en vías de reformarse para todo aquel que quiera afiliarse tampoco lo son. Claro, hubo fallas y ausencias sobre todo en asuntos exteriores.
Comentarios elogiosos en su mayoría, apasionados en otros y para mí tristes de escuchar el adios de un hombre notable y excelente orador. 

Después del evento señalado, los comentaristas empezaron a apuntar asuntos no confirmados de conductas indebidas de Donald Trump y Rusia procedentes en primera instancia de los espías de MI5 y posteriormente de la FBI. 
Nadie confirma el asunto hasta el momento. 
¿Será cuestión del tan mentado candidato de Manchuria implantado por Rusia como Presidente de la nación más poderosa del mundo? Desde luego parece que algo le saben a Trump que serviría para chantajearlo una vez convertido en presidente.