miércoles, 1 de febrero de 2012

EL PICO DE ORO



Si hay alguien que habla mejor y con más claridad que Barak Obama  me encantaría que me lo presenten. Bordó su Mensaje a la Nación anual como ha hecho con la mayoría de sus discursos.
Pero -siempre hay un pero-, el discurso y los resultados de su gestión no parecen permear en el electorado estadounidense, o al menos entre los terribles republicanos que debaten sin fin en sus caucuses y primarias.
Los resultados económicos no son malos y tampoco son excelsos pero, ¿que se podía esperar de una debacle como la que dejó Bush y los problemas europeos? Su política exterior, pese a Osama Bin Laden, los piratas somalís y el regreso de soldados de Afganistán e Iraq, les vale Wilson y el que sea negro tampoco le es favorable.

La verdad es que un presidente inteligente y pensante que no es chacotero no gusta a los electores del vecino país del norte. No se ha ocupado de alternar socialmente con republicanos y demócratas por igual. Pareciera que ni los ha visto. Además, no es visceral y sienten que debe volver a la universidad y a los seminarios porque lo demás no parece interesarle.
Ya está en plena campaña y se supone que su contrincante será Mitt Romney. Ese si que es aburrido pero pese a sus traspiés, su dinero en las Islas Caimanes, etc. etc. parece que les acomoda más.
Habrá que esperar.

1 comentario:

Ka dijo...

A mí me parece que el problema fundamental con este hombre es que le vendieron (y se vendió) como si fuera un nuevo mesías que iba a arreglarlo TODO, y... claro, como se ha demostrado que sólo es una persona con sus pros y sus contras pues... Ha resultado decepcionante para todos.
Sinceramente, a mí me cae bien y siempre he creído que tiene buenas intenciones pero pienso que, la misma campaña esperanzadora que le hizo ganar, es la que luego le ha hecho "perder". Una pena...